Noctis x prompto

Promptis historia romantica entre noctis y prompto

Quiero bailar, como si nadie me viera
Quiero amar, como si fuera lo nico que se
Quiero sonrer, desde el fondo de mi corazn
Quiero cantar, como si cada nota y palabra fueran todo para ti
Sera suficiente?
Quiero decirte algo y es la nica forma en la que se decirlo
Y espero que algn da comprendas las palabras y digas
Que finalmente viste lo que yo veo

La llegada de un nuevo sol se haca presente tras arribar en lo alto del cielo despejado luego de una preciosa y sonrosada aurora, poco a poco la brillante y clida luz iluminaba aquella tierra en la que una vez la noche fue eterna y sin su amada luna. Un milagro, todos podan tener ese pensamiento despus de haber mantenido la esperanza tantos aos, ahora era el astro rey quien se apoderaba del firmamento y baaba toda la tierra con su fulgor. Cada Montaa, valle, pradera, lago y ocano podan gozar de esa dicha junto a las grandes y pequeas ciudades, pueblos y aldeas donde se escuchaban gritos y cnticos de la ms pura felicidad. El maana haba llegado y esta vez vena en compaa de aquella estrella que reciba miles de ovaciones.

Claro estaba que la imponente Insomnia no seria la excepcin a todo aquello, por primera vez en mucho tiempo en el fresco aire de la maana solo poda respirarse la paz y la tranquilidad de una nueva era de paz. Ya no haba sangre y muerte, mucho menos sacrificios y perdidas, por fin y para el alivio de muchos podan seguir con sus vidas en armona. Incluso en la ciudadela donde un evento secreto se llevo a cabo dentro de los muros resguardados donde un nuevo Rey de Lucis ahora se sentaba en su trono y tomaba su corona. La claridad de la maana inundaba todo el saln a travs de los gigantescos ventanales que yacan abiertos a plenitud, no haba razn para negar tan hermosa luz.

Miles de ptalos de Silreas revoloteaban y terminaban esparcidas por todo el lugar como si miles de plumas de pjaros que se caan al volar se trataban, cuentos de arreglos de flores blancas iban a cada lado de dos alfombras rojas que terminaban en el comienzo de las escales donde estaba situado de trono. Mantos de suave tela iban entrelazando cada ramo de flores en jarrones de porcelana, y colgaban en lo alto de aquel techo donde caan y terminaban atados con delicadeza en algn lugar de la habitacin. En los balcones y barandales de escaleras no faltaban estros bellos arreglos florales, y tampoco un par de estandartes rojos con letras doradas que llevaba el sello de Lucis y el nombre de su actual Rey "Noctis Lucis Caelum, CXIV".

301 Views